RESPONSABILIDAD EXTREMA

Parte de la culpa de este escrito la tiene mi amigo Alex, mi hermano de batalla, con quien hace un par de días estuve charlando largo y tendido, después de mucho tiempo,.sobre un montón de cosas, arreglando el mundo y sobre todo de la importancia de ser plenamente responsables de nuestra propia vida. Quiero compartir contigo varios pensamientos e idéas al respecto.

¿Qué ves cuando te miras al espejo? ¿Eres sincero contigo mismo? ¿Te dices las verdades sobre lo que ves, sobre lo que eres, o lo decoras con pensamientos amables que no hacen más que cubrir tus debilidades? La verdad es que es muy difícil ser honesto con uno mismo. Nos protegemos demasiado. Somos demasiado blandos. Tenemos demasiado miedo. Por eso nos cuesta tanto avanzar. Por eso nos cuesta tanto alcanzar nuestros sueños, que acaban siendo sólo eso, sueños. Somos permisivos, indulgentes, y siempre encontramos alguna excusa para no enfrentarnos con la realidad. Si vemos que hemos ganado peso, nos decimos que no pasa nada, que con la vida que llevas es normal, que nos aceptamos tal y como somos, para ocultar que nos sentimos mal, y que no es saludable estar así. Si nos sentimos deprimidos, nos decimos que no pasa nada, que hemos de permitirnos sentirnos así. Si nos sentimos débiles, nos excusamos en que la vida nos ha tratado mal… Porque es más fácil buscar una excusa que nos permita seguir siendo como somos, que hacer todo lo que haga falta para cambiar. No nos gusta cambiar. No queremos cambiar. Cambiar da mucho miedo. Pero cambiar es bueno. Cambiar es necesario. Pero no sabemos cambiar. ¿Cuántas veces has intentado cambiar y luego has vuelto a las andadas con más fuerza que nunca? ¿Cuántas veces has tratado de quitarte un mal hábito, tratar de llevar una vida saludable, comenzar una nueva afición, y no has logrado alcanzar tu meta, porque te has rendido al cabo de un tiempo? ¿Y sabes por qué? Porque eres débil. Porque eres cobarde. Porque realmente no quieres cambiar. Vivimos en una sociedad que nos bombardea con pensamiento positivo, con métodos de visualización y leyes de la atracción para conseguir lo que deseamos. Pero desear algo, visualizar algo, pensar positivamente sobre algo no va a cambiar nada si no haces nada para lograrlo. Y al final lo que te pasa es que acabas frustrado porque te has marcado grandes metas, has visualizado grandes objetivos en tu vida, y pasa el tiempo y nada cambia. Sigues siendo exactamente igual. Te has acostumbrado a esta vida que llevas, a esta forma de ser y ya te parece bien. Porque no quieres hacer el esfuerzo de ser una persona nueva, una persona distinta, la persona que te mereces ser. Y claro, lo más seguro es que la gente de tu entorno tampoco te deje cambiar, porque a ellos tampoco les gusta que cambies. Y nosotros, como estamos totalmente cegados por la idea del qué dirán, sobretodo de la gente que nos importa, nos dejamos arrastrar por esa gente, nos dejamos convencer que no vale la pena el cambio, que es ridículo lo que estamos haciendo. Y seguimos siendo las mismas versiones débiles, blandas, deprimidas y autodestructivas de nosotros mismos. Y todo sigue igual, seguimos siendo débiles y cobardes.


Retrato a lápiz del mítico Ronnie James Dio, 2020


Pues este es mi consejo: Toma las riendas de tu vida. No hay nada más liberador y fortalecedor que darte cuenta que tu vida es tuya, y de nadie más. Para bien y para mal, por supuesto. Tú eres el único responsable de lo que te pasa. Responsabilidad total. Responsabilidad extrema. Tú eres quien decides qué quieres hacer con tu vida. Tú estás gordo porque te has dejado estar gordo, tú eres débil porque te has dejado ser débil, tú estás deprimido porque has permitido que las cosas te afecten, tú eres un cobarde porque en toda tu vida no has tenido que ser valiente. Encaja esas verdades. Aunque quemen como fuego. Enfréntate a ellas. Y déjate la piel por cambiar todo lo que no te guste. Porque esa es la única salida. Encaja que tu eres el único responsable de lo que te pasa en esta vida.


PD: Le he tomado prestado el título de este post al gran Jocko Willink, con toda la admiración y respeto.

53 views

©2018 BY JAUME CULLELL